Plantan camalotes para combatir el avance de las cianobacterias

El municipio difundió esta semana imágenes de los monitoreos periódicos que se realizan en el lago San Roque en el marco del plan de biorremediación que se lleva adelante.

Esta vez, se colocaron camalotes (jacintos de agua) en la bahía de El Bajo y en el Puente de Piedra, de barrio Costa Azul. Estas plantas acuáticas absorben el exceso de nutrientes del lago y compiten con las cianobacterias.

Desde el Laboratorio de Monitoreo a través de imágenes satelitales, observaciones in situ y mediciones, se detectan los puntos críticos donde ocurren floraciones para poder emprender acciones de mitigación.

Estas acciones se complementan con el plan de forestación municipal, el cual lleva colocados 700 árboles en la ciudad, en las costas, veredas, espacios verdes y área protegida.

Compartir

Últimas Noticias