Cascada Los Chorrillos: Paraíso en altura

Publicado el Domingo, 19 Abril 2020 13:00

Si lo tuyo es la naturaleza extrema, agendá este destino para cuando sea seguro volver a explorar las postales mediterráneas.

A sólo 15 minutos de Carlos Paz, las inmediaciones de Tanti atesoran con sigilo este salto de agua imponente si los hay en la provincia por cuya vertiente se erige un vergel accesible a tracción humana, otrora restringido. Aunque de secreto tenía poco – por más que su ingreso estuviera completamente vedado- al punto de existir una vasta descripción en los diarios del más famoso guerrillero argentino.

Sucede que público ávido de aventura se desplazaba entre cercos y frondosos terraplénenles de carácter privado con el fin de desmitificar la existencia de tamaña hermosura hasta enero de 2014 cuando un fragmento de la estancia La Merced se desprendiera para alumbrar la Reserva Natural Privada Cascada Los Chorrillos.

Literalidad mediante, el salto más cristalino y profuso de la provincia se erige como tierra prometida corazón adentro del faldeo oriental de las Sierras Grandes: telar de vertientes en acto suicida que reencarna sólo para el deleite contemplativo. Y sensorial.

De sonido estrepitoso, su caudal motiva e impresiona aun cuando todavía no es más que un juego de escondidas; luego deviene en esas fotos por las que se hiciera conocido en el mundo el capital paisajístico de Córdoba. Expresión máxima de belleza en estado natural, que surca paredones y cerros peñascosos fruto del rebelde transitar del afluente lacustre.

View the embedded image gallery online at:
https://www.cronicasdeldia.com/index.php/2012-09-19-14-50-46/6150-cascado-los-chorrillos-paraiso-en-altura?tmpl=component&print=1&layout=default&page=#sigFreeId24529297ec

115 metros de abrupta caída entre peñascos que le valieran de excusa a Ernesto “Che” Guevara para ejercitar las leyes del alpinismo. Esperanza cierta de una presencia que le agrega su cuota de mística.

Río abajo, como tallados a mano y ni que fueran dispuestos adrede, cuencos rocosos receptan el claro reguero a propósito de volverlo oasis. Piscina de agua transparente enmarcada por un vergel que expide helechos a doquier al tiempo que alberga una rica variedad de fauna impensada para la convivencia, pero sí artera en desafiar el ojo urbano desentrenado, que casi siempre llega tarde al avistaje.

Paraíso de humedad a mitad camino de un bosque serrano de fisonomía más bien leñosa que reclama territorialidad ante la exótica proliferación pinar. Presencia última que despista, por momentos, en un valle caracterizado por abundantes pastizales y arbustos.

Postales todas, que una a una se van desojando con el discurrir del camino: siete kilómetros desde el pequeño poblado llamado Villa Flor Serrana por cuya extensión se entreveran cóndores, zorros, sapitos de colores, tunares y arroyos para hacer del circuito autointerpretativo un fin en sí mismo.

Sendero peatonal, por veces apto para ciclistas, de complejidad media, que se recorre en poco más de dos horas bajo la premisa de renunciar a todo atisbo de civilización a cambio de aire puro y los acordes propios del viento cuando despeina los árboles.

 

A tener en cuenta

-Se aconseja ir temprano para poder disfrutar del lugar y realizar la caminata o actividades con provecho de la luz solar. El horario de ingreso es hasta las 13:00 hs.

-Llevar cazado cómodo: el circuito propone desniveles.

-No olvidar agua ni provisiones ya que no hay donde adquirirlas en el lugar.

-No intentar hacer fuego ni acampar. Ambas actividades están absolutamente prohibidas.

-Utilizar los sanitarios ubicados en la zona de ingreso a la reserva.

-No dejar ningún tipo de residuo al interior de la reserva.

 

Cómo llegar. Desde Villa Carlos Paz hasta la Reserva Natural Privada Los Chorrillos hay 20 kilómetros de distancia por rutas 38 y 28 con destino Tanti. Un camino de ripio de 4 km separa Tanti de Flor Serrana, con acceso en las inmediaciones al cuartel de bomberos. Ya en el poblado, seguir la cartelería orientativa.

La Reserva cuenta con estacionamiento propio, incluido en la entrada general.

En colectivo, las opciones son: arribar a la Terminal de Tanti y trasladarse en taxi, o bajarse en el cuartel antes del ingreso al centro y caminar.

 

Plus. Villa Flor Serrana es un poblado muy pintoresco que amerita ser recorrido, ofreciendo aguas cristalinas para bañarse y una puesta de sol imperdible